Teatro La Villa

El Teatro Municipal de Desamparados, Teatro de la Villa, es un inmueble que ha tenido un proceso de años para constituirse como un espacio público con condiciones optimas para la actividad cultural, perteneciente a la Municipalidad de Desamparados. Se trata de un terreno municipal haciéndose constar esto en los registros de catastro antiguos, constituye una sola propiedad conformada por el actual Teatro, La antigua Cárcel de Desamparados y la Biblioteca Pública.

En el año 1984 el Concejo Municipal toma una resolución mediante la cual decide dar a la Fundación Curime la posibilidad de utilizar el espacio en donde se encontraba anteriormente Alcohólicos Anónimos y la Unidad Sanitaria de Desamparados. Dicho acuerdo dice “…el Concejo Municipal del Cantón de Desamparados con base a la recomendación de la Comisión de Obras Públicas, ceder a la Fundación Curime el uso de parte de las instalaciones en donde estuvo el Centro de Salud a fin que se pueda trabajar mejor así como que se les autoriza mejorar las mismas mediante pintura, arreglo de paredes, etc. Así mismo se autoriza a la dirección ejecutiva para que colabore dentro de lo posible en esa labor” acuerdo del Concejo Municipal 1984.

Desde 1984 la Asociación Curime comienza a reunirse en ese espacio, llegando a constituirse como una de la asociaciones más importantes que ha tenido el cantón de Desamparados, siendo el primer grupo folclórico que viajo en representación de Costa Rica, marco el camino a seguir para muchos grupos costarricense, fue uno de las mejores agrupaciones del país y formo a muchas de las personas que dirigen las agrupaciones folklóricas actualmente, No cabe duda que su labor ayudo a fortalecer la actividad cultural en Desamparados durante mucho tiempo.

Se le reconoce al señor Torres la construcción del actual edificio, con recursos del Ministerio de Obras Publicas, Asamblea Legislativa y recursos de la Municipalidad de Desamparados, (según nos han indicado algunos vecinos y exfuncionarios públicos). Este espacio se dedico a promover el folklor costarricense, también se impartieron lecciones de ballet, todo bajo la coordinación del Señor Abdenago Torres y su esposa Patricia Vargas, actividades que realizaban de forma remunerada.

Para el 2006, la nueva administración municipal a cargo de doña Maureen Fallas Fallas, ejecuta el desahucio que fue declarado por el juez en contra de la Asociación Curime. La administración intenta negociar el uso del espacio como acto de buena fe con los encargados del grupo y como un reconocimiento a su labor, pero estos se muestran inflexibles en su posición de no compartir el espacio, por lo que se ejecuto definitivamente el desalojo resuelto por el Ministerio de Seguridad Pública mediante resolución del 29 de enero del 2007.

Luego de recuperar la edificación, la Alcaldía Municipal, desde la Oficina de Cultura y Turismo formula el proyecto de crear un espacio de encuentro ciudadano para todas y todos los desamparadeños, en el lugar en mención. Gestionando, por medio del ex diputado de Desamparados don Oscar Núñez Calvo, ante la Asamblea Legislativa incluir dentro del presupuesto de las partidas especificas una por veinte millones de colones, para la construcción del Teatro Municipal. Iniciando el proyecto con este recurso, más dieciséis millones por parte del municipio, en esta primera etapa se logro remodelar el 30% de la edificación que comprenden, cabina de luces y sonido, oficina, cafetín, boletería, baños y fachada, para la segunda etapa ya se cuenta con los planos de las graderías, cielos rasos y luces, sin embrago se sigue gestionando el recurso financiero para continuar con la obra.

Concluido este proyecto las y los desamparadeños podrán contar con un espacio de encuentro ciudadano, creado por la Municipalidad de Desamparados, para incentivar el fortalecimiento de la cultura  y de espacios de esparcimiento y reunión al alcance de la población del cantón.